¿Ves que unos pocos de tus amigos tienen más “éxito” que otros e incluso que tú mismo?

¿Te has parado a pensar que, si no llegas a fin de mes, quizá sea culpa de tu mala educación financiera?

Si, Educación Financiera. Hoy hablaremos sobre que es y por que es tan importante que sea inculcado en ti y en las nuevas generaciones.

Para empezar, definamos ¿Qué es Educación Financiera?

No, no es privarte de gustos y lujos para ahorrar todo… Jajaja. Veamos.                                                     

Según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), la educación financiera puede definirse como “el proceso por el que los consumidores financieros / inversores mejoran su comprensión de los productos financieros, conceptos y riesgos y, a través de la información, la enseñanza y/o el asesoramiento objetivo, desarrollan las habilidades y confianza para adquirir mayor conciencia de los riesgos y oportunidades financieras, tomar decisiones informadas, saber dónde acudir para pedir ayuda y tomar cualquier acción eficaz para mejorar su bienestar financiero”.

¿Qué? ¿Y qué nos quiere decir esto? En palabras simples, buscar en fuentes fiables información y conocimiento sobre TEMAS BÁSICOS DE DINERO.

Lamentablemente, en la escuela no se imparte una materia que impulse la Educación Financiera y aunque existen iniciativas privadas y gubernamentales no son suficientes y aún permanecen de manera no oficial.

La falta de Educación Financiera está estrechamente ligada al sobreendeudamiento, falta de liquidez, inversiones infructíferas y, en general, al empobrecimiento generalizado. ¿Te empieza a hacer sentido?

Imagina que quieres construir un modelo a escala de esos que compras en la juguetería pero, que en la manera en que tú los usas, no los convierte en juguetes sino en “…un sistema sofisticado de conexión de bloques…”, el cual obviamente viene desarmado en múltiples y pequeñas piezas y por un error de empacado, todas vienen revueltas y en desorden por lo cual, no te queda claro cuál es cuál… ¿Qué harías? Tienes 2 opciones, aventurarte a armarlo sin entender un comino lo que estás haciendo y quizá nunca terminarlo o armarlo una y otra y otra vez con todo el costo de tiempo, frustración y derrota que esto implica… o leer el instructivo, identificar las piezas más sobresalientes, buscarle “pies y cabeza” e ir dándole forma hasta construirlo de una manera eficiente, positiva y con retroalimentación positiva pero sobre todo EXITOSA.

Pues la Educación Financiera es nuestro instructivo, el manual de operación para tener unas finanzas sólidas, fructíferas y que nos de bienestar, ya que son completamente ajustables a nuestras necesidades.

 Personalmente creo que la mayoría de las personas saben ganar dinero, estoy seguro de que casi todas las personas con sus profesiones o habilidades saben generar ingresos, pero el problema radica en que no todas las personas saben administrar eficazmente ese dinero que ganan.

Y es nuestro deber aprender sobre el uso correcto del dinero y sus conceptos relacionados (inversión, ahorro, créditos, etc).

Hoy en día las economías mundiales sufren diferentes tipos de “crisis” y la población que más la sufre es la que está menos educada financieramente y esto se resiente a niveles sociales, pues creemos que los “ricos” se aprovechan ventajosamente de las situaciones críticas. Realmente, los “ricos” no se aprovechan ventajosamente, simplemente tienen una Educación Financiera más entrenada y formal y esto se debe principalmente a que el tema “Dinero” es algo usual tanto en su núcleo familiar como social.

Recordemos… somos responsables de lo que nos pasa financieramente y si desconocemos algo, también somos responsables de nuestra ignorancia, pero, por sobre todas las cosas, de acabar con ello.

Y ¿Cómo empezamos?

Bueno, lo primero es QUERER hacer algo, aquí tienes unas ideas:

  •   Busca información en la web… (pero por favor NO corras a buscar cualquier video corto de como invertir en 5 minutos…) Busca en fuentes confiables, sé responsable del contenido que consumes pues estamos hablando de tu bienestar económico…

  •   Participa en talleres o conferencias online, hay una comunidad enorme detrás que comparte sus conceptos financieros sin tapujos y de una manera disruptiva que da gusto.

  •   Lee LIBROS, sí LIBROS, esos de papel, son una fuente certera y confiable de conocimiento. Los conceptos básicos son realmente simples y podrás encontrar un sinfín de publicaciones simplificadas y con un lenguaje coloquial hilarante

Para empezar, solo necesitas querer. No necesitas ser un experto en economía y finanzas para obtener un bienestar en tu bolsillo.

Creo que un pequeño cambio en casa nos brindara una brecha para que nuestro sistema educativo empiece a incluir el tema financiero en el plan de estudios tradicional, pero hasta que eso pase, haz algo e INCLUYETE en la revolución Educativa Financiera.

¡Saludos Emprendedores!

970x250-vipbot
WhatsApp Image 2020-11-06 at 8.04.24 PM

Post hecho por

Alejandro Gómez

Deja un comentario